¡Este es el proceso de elaboración del Vino Rosado!

La producción del vino rosado italiano es un arte arraigado en la tradición vinícola del país, donde la meticulosidad y el respeto por la calidad son primordiales. El proceso comienza con la cuidadosa selección de uvas específicas destinadas a la elaboración de vino rosado, siendo variedades como Sangiovese, Nebbiolo o Montepulciano algunas de las preferidas. Estas uvas son cosechadas a la perfección, buscando el equilibrio ideal entre azúcar y acidez para obtener un vino con aromas frutales frescos y vibrantes.

Una vez cosechadas, las uvas son llevadas a la bodega para dar inicio a la vinificación. La técnica de prensado directo se emplea para extraer el jugo de las uvas tintas sin que las pieles aporten demasiado color. Este método permite obtener la hermosa tonalidad rosada característica del vino. Posteriormente, el mosto se somete a una fermentación controlada a baja temperatura, preservando así los delicados aromas frutales y garantizando una textura suave y equilibrada.

El envejecimiento del vino rosado italiano juega un papel crucial en su desarrollo. Algunos productores optan por el método de “sur lie”, manteniendo el vino en contacto con sus lías para aportar complejidad y estructura.

Finalmente, tras este proceso, el vino es embotellado y, dependiendo del estilo deseado, puede ser lanzado al mercado de inmediato o someterse a un breve período de crianza en botella. Este proceso meticuloso, desde la selección de las uvas hasta la crianza final, culmina en la creación de un vino rosado italiano que captura la esencia y la elegancia del terruño, brindando a los amantes del vino una experiencia sensorial única.

Abrir chat
Escanea el código
¡Bienvenid@ a Distribuidora A&B! 🇮🇹
¿Cómo podemos ayudarte?